Cómo Financiar Una Película 

Cuatro personas en una oficina mirando la pantalla de un portátil y sonriendo
| 11 min read Promoción de campañas

Tener una buena idea creativa para un proyecto es gratuito: solo necesitas talento, trabajo y un poco de suerte. Sin embargo, para saber cómo financiar una película u otra de tus ideas, se requiere un esfuerzo mucho mayor. Y es que si buscas producir material creativo necesitas entender todos los procesos básicos que harán posible tu pieza. No solo a un nivel básico, sino también detallado para que todo alcance la mayor calidad posible. Tanto si quieres saber cómo hacer una película, como hacer un disco de música o cualquier otro proyecto creativo, debes sentar unas bases económicas que aseguren todo el desarrollo. No solo podrás financiar tu idea buscando subvenciones, préstamos o productoras interesadas. También has de tener en cuenta que la recaudación de fondos a través del crowdfunding siempre ha sido esencial para este tipo de proyecto.

Crea tu campaña ahora

¿Qué necesitas saber para hacer una película?

Conocer todos los detalles sobre cómo hacer una película es algo más complejo de lo que podamos explicarte en un artículo. Pero, a grandes rasgos, hay varias cosas que necesitas saber. Así que hagamos una aproximación. 

Piensa en una buena historia

La idea creativa de tu película será la base que sustente todo el proyecto. Su coherencia determinará en parte la ejecución y dará sentido a todo el proyecto. Debes pensar en una buena historia y en una manera inteligente de contarla. Las historias tienen el poder de llegar a las personas, así que trabaja mucho en esa primera fase de conceptualización y de storytelling a nivel de boceto. En GoFundMe también podemos mucho empeño en explicar por qué es tan importante contar bien una historia. 

Consigue una cámara

Hoy en día se pueden hacer incluso buenas campañas publicitarias grabando únicamente con un smartphone. La tecnología ha mejorado sus cámaras a niveles que nunca imaginaríamos. Y es que, aunque una buena cámara garantice calidad en la producción, lo primordial es la idea. Pero si necesitas un resultado de calidad, asegúrate de contar con una buena cámara. El contenido alcanzará mucha más calidad. 

Empieza a prepararlo todo

Una vez que tienes la idea clara, todos los procesos creativos siguen el mismo desarrollo para ejecutarse. No importa si quieres saber cómo hacer una película o cómo grabar un disco de música. Da igual que sea un documental, un corto o un largometraje. Las fases van a ser exáctamente las mismas: preproducción, producción y postproducción. Veamos qué necesitas saber a grandes rasgos sobre estos tres procesos. 

Fase de preproducción

Una vez que tengas tu historia en la cabeza y una cámara, llega el momento de empezar la primera fase: preproducción. Aquí es donde vas a sentar las bases y a darte cuenta de cómo financiar una película. O, al menos, de lo importante que es adelantarse para que el golpe económico no haga mella en tu proyecto en fases posteriores. Empieza a cerrar los primeros detalles para poder tener un desglose de gastos. 

Deberás pensar en las localizaciones donde quieres rodar las escenas; crear un guión técnico para organizar todos los elementos que incluirá tu vídeo, con una descripción completa y bien detallada; y redactar el diálogo, la acción y los gráficos. Sigue el proceso con la creación del tratamiento: ¿cómo vas a producir el vídeo? El formato, la continuidad o el diseño de la producción son esenciales en esta primera fase. Si ya tienes el concepto de tu historia, pensar en el concepto para tu vídeo vendrá de forma mucho más fácil y espontánea. 

Fase de producción

Ahora viene la fase de producción, que es en la que tienes que hacer todo el despliegue de equipos y pasar del papel a la acción. Para seguir evolucionando en el proceso piensa en todos los preparativos necesarios. El staff o personal de producción es quien se encarga de preparar los equipos técnicos. Pero, en un proyecto de pequeño presupuesto, es muy interesante convocar a todos los amigos posibles que tengas que puedan estar interesados. Bien porque quieren involucrarse en un proceso creativo como este, o simplemente porque quieran ayudarte a ti. 

Ahora empiezan los detalles: la iluminación, el audio el directo (el cual se graba al mismo tiempo que la imagen)y el maquillaje de tus actores (en el caso de que los tengas). Después viene el momento de grabación, que deberá seguir las directrices de imagen que tú has tenido que pensar y crear previamente en tu storytelling visual. Por lo general se prepara dibujando toma a toma en forma de viñetas para darle un hilo conductor visual a la historia. Pero también puedes tenerlo escrito y en el momento del rodaje ir ajustando los encuadres y las escenas como a ti más te gusten. 

Fase de postproducción

La fase de postproducción es la última de todas, y es en la que confluyen todos los materiales anteriores y donde empiezas a ver el resultado definitivo. Aquí debes conjugar todo lo anterior y preparar la edición del vídeo con cada escena. Primero, el productor (si eres tú, tendrás que hacerlo tú mismo) seleccionará qué tomas de todas las que ha grabado le sirven. Podrá empezar a montar en una línea temporal que cuente tu historia como tú quieres que sea vista y escuchada. Después, cuando ya está editado, puedes plantearte usar material gráfico o musical de apoyo (fotos, música, sonidos, subtítulos, etc). Aquí necesitarás la ayuda de locutores para grabar el diálogo y la voz en off (si la hay) de los personajes. Una vez tengas todo listo puedes afinar toda la edición del proyecto para que el resultado quede perfecto. 

Veamos entonces cómo conseguir dinero para financiar tu película

No es ningún secreto que el crowdfunding se ha utilizado durante muchos años para financiar proyectos creativos. Películas, campañas publicitarias o discos. Sea cual sea. A modo de proyecto personal, como una petición en tu empresa o incluso como un proyecto estudiantil. Pero la recaudación de fondos no es la única forma de costearlo. En nuestro caso, para saber cómo hacer una película, debemos asumir que el golpe económico será alto y que seguramente necesitemos más de una fuente de ingresos. Veamos qué posibilidades tenemos.

Soft money o ayudas públicas

Este es el dinero que puedes conseguir a través de concursos públicos lanzados por diferentes organismos, como puede ser el Ministerio de Cultura. En España, por ejemplo, tenemos el Instituto de la cinematografía y artes audiovisuales del Ministerio que gestiona subvenciones destinadas a la industria audiovisual. Si estás pensando en cómo hacer una película no dudes en tener esta opción en cuenta

Hard money o inversión privada

Existen productores o empresas con el interés de producir una película. El inversor privado después de atribuir el gasto de producción se desgrava un porcentaje de la cantidad invertida. Personas con gran capacidad de maniobra económica, empresarios en su mayoría, que participan para desgravar después. 

Coproducción

La coproducción es cuando se unen distintas productoras para asumir el coste económico de realizar una película. Además podrían ocuparse en conjunto de la organización y la producción. En el caso de asociarte con una productora de otro país, seguramente recibirías beneficios fiscales allí.

Preventa de derechos de emisión

A veces, cuando un equipo no sabe cómo financiar una película, recurre a vender los derecho de emisión a canales de tv o plataformas digitales (Netflix, Amazon, etc). Básicamente aseguras que vas a vender los derechos de emisión, aunque si nunca has realizado una película es una opción a priori fuera de tu alcance. Suele reservarse a equipos que ya tienen experiencia produciendo contenido de calidad. 

El crowdfunding

Como te contábamos más arriba, una de las formas clásicas de costear un proyecto audiovisual suele ser el corwdfunding. La recaudación de fondos en internet se utiliza desde hace mucho tiempo como apoyo financiero junto a las alternativas mencionadas anteriormente.

Este método de recaudación de fondos es un paso esencial cuando hablamos de pequeñas producciones, series o películas. Guionistas o directores poco conocidos que buscan sacar adelante su proyecto creativo con un buen apoyo. Una buena forma de que amigos y pequeños inversores aporten su granito de arena en el proyecto. Incluso una modesta donación por tu parte puede ser de gran ayuda. 

Existen distintas plataformas de crowdfunding utilizadas en España para recaudar fondos para este tipo de procesos. Las más conocidas son Verkami y Kickstarter, pero pocas te ofrecen la experiencia y el apoyo económico fácil, rápido y seguro de GoFundMe. 

Si no sabes aún cómo funciona una campaña de crowdfunding, echa un vistazo a algunos de nuestros artículos. Como a estos sobre qué es el crowdfunding, cómo funciona GoFundMe y todo lo que necesitas saber sobre las plataformas de crowdfunding. Con él podrás ganar dinero de forma rápida y te permitirá ser realista con la magnitud económica que requiere tu proyecto. Por eso, poco a poco pueden ir surgiendo algunos gastos más, pero solo deberás actualizar tu historia y dejar nuevos comentarios justificando para qué necesitas esos gastos. Atento a este artículo sobre como ganar dinero en 8 sencillos pasos

En GoFundMe vas a crear una campaña para pedir que te apoyen económicamente a crear una película. Es decir: quieres impulso financiero para contarle al mundo una historia. Así que aprovéchala bien y emociona en el texto explicativo de tu petición. No solo debes elegir bien el titular, sino tratar de llegar a la mayor gente posible contando tu idea. Muestra de forma transparente tu pasión para llevarla a cabo. Si tus posibles donantes ven el cariño y la ilusión reflejada en tu forma de hablar de ello, querrán ayudarte. No olvides de poner especial empeño en cuidar las imágenes que enseñas en tu campaña. Si quieres dedicarte a realizar una película, te favorece mucho mostrar tu lado creativo en las imágenes de la campaña. Así verán el talento al que van a donar dinero. 

También es muy interesante que eches un vistazo a este artículo sobre cómo iniciar campañas de crowdfunding en equipo. Y es que la creación de un proyecto audiovisual requiere de muchas manos para llevarse a cabo. Por eso necesitarás ayuda no solo económica, sino también en la organización. Cuantos más seáis, más productivo y rápido será todo el proceso. 

En el caso de que quieras realizar, por ejemplo, un documental para ayudar a una comunidad en concreto, sé claro con el fin de tu causa. Si el objetivo de tu película es que los beneficios se destinen a un proyecto solidario, tienes muchas más papeletas de conseguir éxito en tu campaña. 

Recauda fondos para empezar a crear tu película hoy

El proceso de producción que requiere la creación de un corto, un documental o una película solo puede llevarse a cabo con un colchón económico debajo. Aunque siempre dependerá de la magnitud de tu  creación, es importante cubrir gastos y no flojear en el último momento. Pues la calidad de tu trabajo puede verse reducida de forma drástica. Si tu ilusión es crear y convertir este proyecto en una realidad, necesitarás saber cómo financiar una película. Explora la recaudación de fondos y cuenta con GoFundMe para el éxito de tu campaña. Siempre es un buen día para empezar a cumplir un sueño. Así que, ¿a qué estás esperando?

Crea tu campaña ahora

Written by GoFundMe Team

The GoFundMe Team creates fresh content to help answer common fundraising questions and share proven fundraising tips and tricks to help you reach crowdfunding success.